Relato: Diseño y ciencia ficción

Hace poco, navegando por internet, me encontré con un vídeo que mostraba a Isaac Asimov hablando del conocimiento. Como el conocimiento se democratizaba, contaba como nació el concepto de escuela y como con esta nueva forma de llegar al conocimiento, poco a poco iba a ir cambiando.

Básicamente estaba prefigurando lo que hoy en día conocemos como internet. Y lo que me maravilló mas allá de la precisión con la que detallaba su visión fue la idea del diseño y la ciencia ficción y como en un punto están relacionadas entre si. El diseñador al tener la necesidad de prefigurar y proyectar mas allá de lo tangible, es un poco un creador de ficción. Imaginar o crear algo que no existe y entender como funciona de la nada, obviamente con antecedentes y con un proceso que nos lleva al resultado pero a la vez nos abre hacia algo nuevo y que sera, tal vez, la puerta a nuevas “ficciones”.

En esta relación entre diseñador y creador de ficción estamos expuestos a criticas y a incredulidades, ya que nuestro planteo no es un relato, sino una realidad. En esta idea de que la realidad supera a la ficción esta involucrado el diseño, a modo de mediador o de canal para transformar la ficción en realidad. De manera tal que la idea de imaginar o soñar con nuevas ideas y formas que no existen, nos acerca más a nuestra profesión y el nombre de generadores de experiencias, si lo pensamos desde la ficción, no nos queda tan lejano.

Relato..

Había una vez una hormiga que quería guardar en un frasco el conocimiento y la sabiduría de toda la humanidad. Cada cosa inteligente que escuchaba de otra persona que tenía más conocimientos que ella, la susurraba en el envase y lo tapaba rápidamente para que todo quedara ahí. Un día la hormiga creyó que el frasco estaba lleno, que ya tenía toda la experiencia y sabiduría que podía llegar a alcanzar, entonces decidió guardarlo en una cueva en lo más profundo de un hueco que había cerca de su cueva. Se ató el frasco a la cintura y trató de trepar unas grandes ramas que se interponían en su camino hacia el hueco, algo que ya había realizado alguna vez. Pero esto parecía resultar imposible. El tamaño del frasco era demasiado grande y le impedía la escalada de las ramas. Intentaba trepar y caía. Una araña que pasaba por allí y a la que la hormiga despreciaba un poco por considerarla un tanto ignorante, le dijo: ‘Si quieres subir, será mejor que te ates el frasco sobre la espalda y no sobre la panza’. La hormiga se dio cuenta de que, aun después de haber juntado sabiduría durante casi toda su existencia, no tenía el conocimiento que la experiencia de lo vivido puede aportar. Este cuento hace referencia a mi problemática planteada. El cliente vendría a ser la hormiga, aquel que cree que sabe todo y más. La araña vendría a ser el diseñador que con su experiencia y sus estudios logra con argumentos claros y concisos ayudar al usuario en su camino. Entonces haciendo referencia a la problemática, ¿Quién tiene más poder la araña o la hormiga?

¿Qué es un modelo?

Me surgen muchos conceptos a la hora de pensar en un modelo. El deseo de ser, algo que merece ser copiado, una abstracción teórica del mundo real, etc. Un modelo podría ser la representación mental o formal de un sistema, con el objetivo de anticipar conductas futuras, aprovechando la información almacenada del pasado, para predecir comportamientos del futuro que estamos modelando. Debido a que todos usamos modelos como herramientas de ayuda para imaginar el futuro, lo que tenemos que cuestionarnos no es si debemos usar modelos, sino el cómo comparar diferentes modelos entre sí, y cómo se pueden integrar. La diferencia se encuentra entre los modelos implícitos internos que creamos por instinto, y los modelos explícitos que utilizan los científicos y los mundos en los cuales conviven. Los seres humanos solemos hablar de modelo como forma de representación de la realidad, muchas veces a través de un proceso o serie de procesos de representación, como por ejemplo un plano, una maqueta. Un modo habitual de entender la idea de modelo pasa por tomar como tal un sistema que permita entender a otro sistema. Pero hay muchos modos de entender los modelos, como por ejemplo, tomar como tal un sistema del cual se trata de presentar una teoría. Entonces podría decir que el modelo es la realidad que la teoría trata de explicar. Un modelo permite reducir la complejidad, permitiéndonos ver las características importantes que están detrás de un proceso, ignorando detalles de menor importancia que harían el análisis innecesariamente laborioso. Permite hacer predicciones concretas y de esta forma, los modelos dirigen los estudios empíricos en una u otra dirección, al sugerir qué información es más importante conseguir. Sin embargo, es importante saber que los modelos no nos proporcionan una información directa de lo que está ocurriendo realmente en el mundo real. Las predicciones del modelo deberán ser validadas o refutadas por los resultados empíricos. Todas estas afirmaciones suponen que pueden coexistir teorías diversas para un mismo modelo, habría que ver cuál de ellas permite explicar el concepto más satisfactoriamente. El modelo podría ser equivalente a lo que el artista intentaría reproducir, pero también podría referirse a un ideal estético, al cual el artista también trataría de aproximarse. Se podría decir que todos los modelos parten de una serie de supuestos, explícitos o implícitos, para simplificar el sistema. Recordemos que simplificar el mundo real es uno de los objetivos prioritarios de los modelos. Para mi es importante considerar minuciosamente cada uno de los supuestos de cualquier modelo, ya que de ello dependerá cómo se ajuste el modelo al mundo real en forma correcta.

Idea

Mi palabra es idea. Una idea, ¿que sera? ¿es un cortocircuito de la mente que nos
da indicios de algo superior que no conocemos? como una palabra en una
enciclopedia superior en la que están todas las respuestas del universo y a las
cuales vamos descubriendo a partir de estas ideas, estos indicios de genialidades
en los cuales a veces nos llegan a la mente. Así fue evolucionando el hombre y
tecnologizando, creando y proyectando, pero esta idea ¿es solo nuestra o es
producto de muchos otros indicios e ideas, porque no, que generan una nueva?
Este micro acceso a esa enciclopedia que contiene todas las respuestas a veces
lo perdemos, y no sería descabellado pensar cuantas veces tuvimos ideas
geniales, a las cuales dejamos ir. Que tal vez hubieran revolucionado el mundo, o
no, porque no todas las ideas cambian el paradigma, pero tal vez son ese peldaño
que hablaba antes que lleva a una gran idea. A la idea.

Proyectar

Mi palabra es proyectar. El término comprende miles de variables y de enfoques,
se puede proyectar un afiche, un edificio, en diseño, o la vida misma. Pero ¿que es
proyectar? y no me refiero a la definición del diccionario, sino a su esencia.
¿Proyecto para mí o proyecto para los demas?, ¿que busco cuando proyecto? la
proyección nos puede llevar a lugares inesperados y ¿eso es parte misma del
proyecto, o es una desviación? el conseguir determinado resultado, por más que
no sea el buscado, nos hace malos proyectistas o en definitiva era la única proyección
a la que podiamos llegar? y me refiero a todos los aspectos de la palabra
proyectar. Las decisiones que tomamos y los caminos que seguimos en cuanto a
un proyecto en particular, ¿nos lleva indefinidamente a un mismo destino o se
puede cambiar ese destino? ¿existe un destino diferente al que llegamos con
nuestro proyecto o es al cual inevitablemente ibamos a llegar?. Podemos pensar
que nos equivocamos con algunas decisiones, o incluso que algunas las
cambiaríamos, ¿pero no es parte del proceso de nuestro proyecto? a veces se
pueden cambiar, otras veces no, pero eso ¿no hace más personal nuestro
proyecto? lo hace imperfecto, y nos define como tales, somos imperfectos y de esa
manera nos apropiamos del proyecto, plasmandole nuestras virtudes y defectos,
nuestros aciertos y errores, lo hacemos propio, y el nos hace propio a nosotros.
La proyección, el proceso y el resultado, nos define a nosotros como personas.

Isaac Asimov Previendo el Impacto de Internet

Isaac Asimov, con gran genialidad y claridad, habla sobre el impacto de internet en la educación y en nuestras vidas. La entrevista fue realizada por Bill Moyers para su programa televisivo “El Mundo de las Ideas” en 1988

En 1988, Bill Moyers entrevistó autor Isaac Asimov para MUNDO DE IDEAS. Increíblemente prolífico en varios géneros más allá de la ciencia ficción por la que fue más conocido, Asimov escribió más de 400 libros sobre temas que van desde la ciencia ficción a la Biblia antes de su muerte en 1992.

https://www.youtube.com/watch?v=oIUo51qXuPQ

LA FRUSTRACION

Por lo aprendido de los grandes

queremos dejar un legado

atravesar las barreras del mercado

para transcender con nuestro valor agregado

Pero por no tener ese talento innato

nos sentimos tremendamente frustrados

ya que en la orden del día

estamos a merced del mercado

al cual poco le importa

lo que a Funcionalidad e inmediatez se oponga

Como la experiencia del usuario

que se disgusta al ver su obra

Ó la motivación del estudiantado

quien lucha por mantener viva

la pasión de su trabajo